Securizando el código

Piensa como piensan los que observan tus puntos débiles, así sabrás lo que debes proteger.

En líneas generales, a lo largo del tiempo los programadores se han preocupado por optimizar el código en rapidez de procesamiento y facilitar en lo posible el desarrollo e implementación, un símil a la construcción de un edificio, pero no siempre en paralelo a las medidas de seguridad que conlleva el proceso constructivo, y que ayudan a adoptar, en el caso de incidentes, debidos a humanos o la naturaleza, medidas de contención para evitar el colapso.

La programación segura es un aspecto fundamental de la seguridad de las aplicaciones web. A menudo, los desarrolladores no se dan cuenta de que sus prácticas de programación pueden llevar a vulnerabilidades que son explotables por los atacantes.

OWASP

En los recursos de OWASP, (Open Web Application Security Project) hallaremos la solución relacionada con la programación segura. Uno de los recursos más útiles de OWASP es la lista de los 10 principales riesgos de seguridad de aplicaciones web. Esta lista, que se actualiza regularmente, proporciona una descripción general de las vulnerabilidades más comunes que se encuentran en las aplicaciones web. La lista incluye riesgos como la inyección de SQL, la falta de autenticación y autorización, y la exposición de datos sensibles. Al comprender estos riesgos, los desarrolladores pueden asegurarse de que sus aplicaciones estén diseñadas para resistir los ataques. OWASP también ofrece una guía de codificación.

Guía de codificación segura

Esta guía proporciona consejos prácticos para los desarrolladores puedan escribir código más seguro con solo introducir determinados juegos de caracteres u operadores. Algunos de los temas que cubre incluye el manejo seguro de contraseñas, la validación de entradas, y la prevención de la inyección de código. Ejemplos de código que ilustran cómo implementar prácticas de programación seguras, pueden dar una visión general para adquirir una nueva forma de trabajar que ofrecerá menos problemas futuribles al desarrollador o programador.

OWASP también proporciona herramientas para ayudar durante el desarrollo, a identificar y corregir vulnerabilidades en sus aplicaciones. La herramienta ZAP (Zed Attack Proxy) de pruebas de penetración de código abierto, puede ayudar a los desarrolladores a identificar vulnerabilidades comunes, como la inyección de SQL y la falta de autenticación y autorización. Al utilizar estas herramientas, los desarrolladores pueden asegurarse de que sus aplicaciones estén protegidas contra los ataques antes de que sean lanzadas al público. Prevenir los CWE (Common Weakness Enumeration ), el sistema de categorías para las debilidades y vulnerabilidades del software así como tener en cuenta los CVE (Vulnerabilidades comunes expuestas)

Resumiendo, la metodología OWASP, es la fuente del Santo Grial para los desarrolladores que buscan la vida eterna de sus aplicaciones web, seguridad por defecto desde el comienzo en el propio ciclo del desarrollo, algo perdurable y que pocos puedan vulnerar, como en un viejo castillo, bien amurallado y custodiado, Al comprender los riesgos de seguridad comunes y seguir las prácticas recomendadas de programación segura, los desarrolladores pueden ayudar a proteger sus aplicaciones y los datos sensibles que contienen, ahora, y en los años venideros. Poniendo en aprietos a los malos y protegiendo el castillo como verdaderos caballeros. Una construcción laboriosa pero robusta, eliminara en el futuro, problemas derivados, por haber tenido en cuenta acosos por parte de mercenarios y conquistadores, buscando el punto débil para reforzarlo en vez de obviarlo y que este más adelante pueda ser motivo de obituario.

En NETCheck contamos con una oferta robusta de seguridad administrada, detección y respuesta, así como servicios de inteligencia ante amenazas y protección de marcas. Contacta con nosotros si quieres que te ayudemos a proteger tu compañía.